El evento ‘KnotFest meets ForceFest’ se convirtió en un caos total por falta de seguridad, en su primer día en el Deportivo Oceanía de la Ciudad de México

El evento KnotFest meets ForceFest se convirtió en un caos total por falta de seguridad, en su primer día en el Deportivo Oceanía de la Ciudad de México.

El pasado sábado 30 de noviembre el festival de metal terminó cancelado por cuestiones de seguridad en un día lleno de quejas de los asistentes por largas filas para poder ingresar a la locación. Además de los retrasos de las bandas para hacer sus presentaciones.

Los enfurecidos asistentes al festival incendiaron maderas y destruyeron los instrumentos de la agrupación Evanescence por su retraso en su presentación. Además se cancelo también el show que daría el grupo Slipknot.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas